domingo 21 de abril de 2024 - Edición Nº1964

Nacionales | 2 abr 2024

Salud

A qué temperatura puede sobrevivir el mosquito que transmite el dengue

Existe un rango en el cual puede moverse y alimentarse (picar), pero el Aedes aegypti desarrolla estrategias para adaptarse a las variaciones térmicas.


El dengue, la enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, marca récords en Argentina con 129 muertes y 180.529 casos en la actual temporada, según las cifras del último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación.

El país atraviesa el peor brote de dengue de su historia y, ante esa situación dramática, con la llegada de los días más frescos de otoño algunos se preguntan si apenas refresca, ¿se reduce la población de mosquitos que transmiten el dengue? La respuesta es no, debido a la propia dinámica del mosquito y los rangos de temperatura en que puede desarrollarse y sobrevivir.

La infección por dengue es causada por un virus que se transmite por las picaduras de hembras de mosquitos Aedes aegypti. Si bien debajo de los 15°C les cuesta moverse y alimentarse (picar), se trata de organismos biológicos que se mueven dentro de un rango de temperatura.

“Su objetivo principal, como todo organismo biológico, es sobrevivir y reproducirse, por eso va a desarrollar estrategias adaptativas para no morir”, según detalló la bióloga Laura Harburguer investigadora del Conicet en la Unidad de Investigación y Desarrollo Estratégico para la Defensa (UNIDEF).

La investigadora señaló que las condiciones óptimas para el desarrollo del Aedes aegypti están entre los 23°C hasta los 28°C a 29°C, por debajo de los 15°C si bien no muere inmediatamente, su ciclo se hace mucho más lento.

“En general, períodos prolongados de temperaturas menores a 15 grados pueden hacer bajar la población del mosquito de manera significativa. Pero un día solo con temperaturas menores a 15°C no va a bajar la cantidad, pero sí se reduce con varias jornadas continuadas con temperaturas bajas. Además, hay que tener en cuenta que al ser un mosquito doméstico que permanece en las casas, en el exterior puede registrarse 15°C, pero en nuestro hogar estamos más calentitos, y puede llegar a sobrevivir un poco más porque se va a refugiar en el interior, con mejores condiciones”, agregó Harburguer.

El Aedes aegypti no sólo expandió su presencia más allá de las regiones centrales hacia el sur del país, también se adapta a las variaciones térmicas. A pesar de la disminución de ejemplares adultos en temperaturas por debajo de los 10°C o 15°C, sus huevos pueden sobrevivir en recipientes con agua hasta la aparición de condiciones más cálidas que les permita eclosionar y crecer.

 

Por eso eliminar los criaderos/reservorios de mosquitos durante todo el año es una medida de prevención fundamental. La bióloga e investigadora del Conicet explicó que las larvas de mosquito pueden sobrevivir, incluso, por debajo de los 15°C, esto se debe a que habitan en el agua, que suele tener una temperatura menor que el ambiente.

Con temperaturas de 15°C o 10°C las larvas sobreviven pero su ciclo de desarrollo se hace mucho más lento. “Si normalmente desde que nace la larva hasta llegar al adulto, tarda entre unos 7 a 10 días, cuando las temperaturas bajan significativamente puede llegar a tardar más del doble entre 20 días y hasta un mes en completar esa etapa de su desarrollo”, describió Harburguer.

Al respecto, Harburguer destacó que “cuanto más tiempo que tarde, hay más probabilidad de que esa larva muera, ya sea por frío, ya sea porque no encuentre alimento en el recipiente donde se encuentra, ya sea porque nosotros efectuemos las tareas adecuadas y demos vuelta a esos recipientes donde encontramos larvas. Entonces, al aumentar el tiempo de desarrollo, también aumenta la probabilidad de que esa larva muera y que en definitiva no tengamos el adulto circulando”, agregó la bióloga.

Fuente: InfoBae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias