miércoles 24 de julio de 2024 - Edición Nº2058

Deportes | 9 may 2023

Liga Profesional

Otra preocupante caída

Racing tuvo un mal partido y cayó anoche con Talleres 4 a 2 en el Cilindro de Avellaneda, para ratificar su mal momento en el Torneo Binance.


Invitame un café en cafecito.app

Por: Santiago Montenegro

Cuando parecía que iba a levantar su nivel, tanto anímico como deportivo, después de jugar muy bien ante Flamengo por Copa Libertadores, la Academia volvió a ser un desastre. Fueron bien recibidos por su público, con las esperanzas de que iba a levantar cabeza, y los jugadores fueron aplaudidos cuando la voz del estadio los presentaba. Todo eso quedó en el olvido en el transcurso del encuentro porque volvió a lo mismo de siempre, a lo que los hinchas están acostumbrados a ver diariamente en la cancha o en la televisión.

En líneas generales, el cotejo fue muy movido e interesante. En el inicio, Racing parecía acercarse al gol, pero un error defensivo volvió a jugarle una mala pasada. A los 4 minutos, mala salida del fondo, donde Gabriel Hauche se la entregó mal a Tomás Avilés, recuperó Rodrigo Garro, asistió a Michael Santos para que defina de primera y abra la cuenta en Avellaneda. La T empezó a tener más la pelota, pero a los 18, Nicolás Oroz robó la pelota, le metió un providencial pase al vacío a Maximiliano Moralez, quien la picó y marcó el empate. Sin embargo, tras chequear la jugada en el VAR, el gol fue anulado por fuera de juego de Frasquito.

A los 23 minutos, se iba a producir un cambio rotundo en la hinchada racinguista. Es que Emiliano Insúa no se entendió con Leonardo Sigali, hubo una mala entrega de la pelota, Ramón Sosa la tomó, sacó un gran contraataque, se la dio a Garro para que defina, pero apareció Arias para taparlo y el rebote le cayó a Santos para que defina con arco vacío y estire la ventaja. La gente comenzó con insultos y reprobación hacia el equipo y silbidos permanentes para Insúa cada vez que tenía el balón. Es que el defensor no viene siendo muy bancado por el público y la gota que rebasó el vaso fue la responsabilidad en el segundo tanto del elenco cordobés. Y no estuvo el tercero porque Sigali salvó en la línea lo que era una anotación de Gastón Benavídez. Se fueron al descanso con el resultado arriba para la visita y con los futbolistas académicos chiflados. Era una caldera era el Presidente Perón.

En el complemento, nuevamente el equipo de Fernando Gago iba a estar totalmente dormido y a los 4 minutos llegó el tercero de Talleres. Gran sociedad entre el encendido Santos y Diego Valoyes, el colombiano le pegó y puso el 3 a 0. La historia parecía cerrada, pero no fue así. A los 8, Moralez se la cedió a Iván Pillud para que saque un bombazo de afuera, clave un golazo y marque el descuento. Momentáneamente, el público se levantó y tiró el equipo adelante, con la ilusión de llegar a la igualdad. A los 20, Nicolás Oroz recibió la pelota, se acomodó y definió cruzado para ponerle suspenso al encuentro. La gente tenía fe de que podía llegar el 3 a 3 y su aliento fue incondicional, como contra Flamengo. Racing acorraló a la T en su área y buscaba el gol.

Pero a los 28 minutos, todo se iba a derrumbar porque Sigali, de flojo partido, derribó a Ramón Sosa y el árbitro Facundo Tello marcó penal. El encargado de ejecutarlo fue Valoyes, que tiró a los 30, Arias adivinó el palo, pero no llegó y se selló ahora sí el resultado. Pero los dirigidos por Javier Gandolfi iban a tener dos oportunidades para anotar un quinto. Uno lo erró Sosa con arco libre, luego del buscapié de Valoyes, y el otro fue un disparo de Nahuel Bustos que impactó en el palo. Cuando Tello pitó el final, la silbatina de los hinchas abundó en todo el Cilindro contra sus jugadores y varios pidieron la renuncia de Fernando Gago.

La Academia tuvo un encuentro para el olvido. Muy mal ofensivamente y ni hablar de las líneas del fondo, que volvieron a dar muestra de lo desastrosas que son. Desatenciones, falta de entendimiento entre compañeros, no hay ideas de juego. Pareciera que juega cada vez peor. Por su parte, Gago ratificó que seguirá siendo entrenador del plantel. Racing no gana hace 6 choques y sacó un punto de los últimos 18. El empate fue en el Clásico de Avellaneda contra Independiente y encima, también ese día, también dio lástima. El próximo rival será Platense en Vicente López, el domingo a las 16:30. A buscar levantarse rápidamente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias