sábado 15 de junio de 2024 - Edición Nº2019

Deportes | 19 mar 2023

Independiente

Decepcionante empate del Rojo

Independiente disputó un partido muy desprolijo y Colón, el último de la tabla, le empató agónicamente 2 a 2, con un gol en tiempo de descuento para seguir con una racha de siete choques sin ganar.


Por: Santiago Montenegro

En la previa, a pesar de encontrarse en un mal momento, los hinchas dejaron de lado el rencor y la bronca que venían teniendo y alentaron y apoyaron al equipo. Los aplausos y los cánticos dieron a entender que seguían con ilusiones de poder levantar este presente. Sin embargo, con el correr de los minutos, todo esto fue cambiante. Había momentos de aliento y de euforia, pero otros fueron de silbidos, insultos y murmullos. Así está la gente.

El cotejo no lo arrancó bien. Y ya a los 9 minutos de juego estaba abajo en el resultado, luego de un pelotazo largo que bajó Santiago Pierotti, definió y anotó. Lo pierden increíblemente los zagueros centrales Joaquín Laso y Javier Báez. La hinchada inundó de insultos y silbidos, cada vez que Laso, el capitán, tocaba la pelota. Ya el clima empezó a ponerse hostil. Hasta que, a los 20 minutos, Carlos Arrua derribó de una patada a Luciano Gómez y Nicolás Lamolina, sin dudar, sancionó penal. Lo ejecutó Cauteruccio y puso el empate. Tras el tanto, no iba a existir una gran reacción del Rojo y el Sabalero seguía un poco mejor con sus toques y aproximaciones.

En el complemento, el partido fue más parejo, pero faltó mucha precisión por ambos lados. El Rey de Copas casi no generó chances y no le encontraba la vuelta. Sin embargo, a los 28 minutos, iba a tener un penal a favor insólito. Ignacio Chicco se la jugó a Paolo Goltz y éste la tomó con la mano. Los jugadores exigían la pena máxima, Lamolina lo chequeó con el VAR y ahí lo sancionó. Increíble, pero real. En esta ocasión, Giménez se hizo cargo de la ejecución y revirtió el resultado a los 35. Pero Independiente estuvo lejos de ser protagonista y de sellar el tan necesitado triunfo. Colón tuvo varias aproximaciones y el tanto no llegó gracias a las tapadas de Rodrigo Rey. El Rojo no generó oportunidades para anotar el tercero.

A los 51 minutos pasó la mayor polémica del encuentro. Tras un centro en el área roja, Baltasar Barcia tomó de la camiseta a Ramón Ábila, quien exageró la caída y se tiró al piso. Aseguró tanto que era penal que hasta tomó la pelota con la mano para que vayan a revisarla. El árbitro Lamolina la fue a ver y lo cobró. A los 55, Wanchope Ábila pateó la pena máxima, lo tapó Rey, pero el rebote lo tomó de nuevo el delantero y puso el empate, para que la gente explote de bronca con los jugadores. Para colmo, en la última jugada, no se perdió porque nuevamente apareció Rey para salvar al equipo.

El elenco de Leandro Stillitano volvió a demostrar una paupérrima actuación. Desatención en defensa, falta de ideas de juego, no hay creación de jugadas. Los hinchas están cansados de este triste presente futbolístico y la paciencia se acabó. De todas formas, la gente estuvo bastante dividida. Así como había algunos que insultaban y los despidieron silbados, otros hicieron lo contrario y los aplaudieron. El próximo rival en el Torneo Binance será San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. Pero antes enfrentará a Ciudad Bolívar por Copa Argentina, el domingo 26 a las 18:00 en La Plata.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias