jueves 08 de diciembre de 2022 - Edición Nº1464

Entrevista | 18 nov 2022

UTN Avellaneda

Ariel Báez: “La UTN Avellaneda es una comunidad que crece y apunta hacia adelante"

Lo expresó el Secretario de Planeamiento y Gestión Académica de la UTN Avellaneda, en una entrevista con “Avellaneda Hoy”, en la cual reflexionó sobre las jornadas de debate “Repensando UTN” y habló sobre los desafíos de cara al 2023.


Por: Agustina Corti | Juan Pablo Regalado

En el marco de la segunda edición del encuentro Repensando UTN, que se llevó a cabo a través de dos jornadas de debate, con el objetivo de intercambiar pensamientos y reflexionar sobre el proyecto institucional de la Universidad y, de esta forma, promover mejoras para la Facultad Regional Avellaneda, el portal “Avellaneda Hoy” dialogó con Ariel Báez, Secretario de Planeamiento y Gestión Académica de la UTN FRA, sobre los desafíos de cara al 2023.

En principio, el Ing. Ariel Báez expresó que “Repensando 2023” es una iniciativa interesante, porque les permite ver desde cómo les fue en la pandemia en determinados aspectos. Por ejemplo, si el estudiante se sintió contenido o no, hasta qué opina un Nodocente respecto de su propia estructura de trabajo y de la gestión administrativa de la universidad. “El objetivo es, mediante una encuesta que se utiliza como recopiladora de datos y disparadora, encontrar cuáles son las expectativas y cómo se ve la gestión en los cuatro aspectos más centrales, que tienen que ver con la investigación, la vinculación y extensión, dar clases y la gestión administrativa visto desde los cuatro claustros”, explicó.

En la misma línea, el Secretario de Planeamiento y Gestión Académica aclaró que la encuesta se estructura en diferentes objetivos para cada claustro (estudiante, docente, graduado y nodocente), pero el análisis se llevó a cabo para todos ellos. “Encontramos que tenemos visiones comunes en algunos aspectos y que tenemos espacios de mejora y oportunidades para ir discutiendo y avanzando. La verdad, lo que construimos con esto es nuestra identidad tecnológica, donde todos participamos en el proyecto futuro de la universidad”, manifestó.

En cuanto a los resultados, mencionó dos aspectos que le parecen interesantes. “Por un lado, preguntarles a los estudiantes si en la pandemia o durante la virtualidad, se sintieron acompañados por la universidad, obtuvimos que un 80% se sintió muy acompañado y un 20% que no. En este caso, estuvimos bien, la virtualidad y el acompañamiento fueron exitosos, pero debemos mejorar. Por otra parte, encontramos, en relación a lo que son programas de becas o intercambio internacional, que la gente requiere de mayor información”, comentó Ariel Báez.

Además, expuso que los estudiantes ya cuentan con la digitalización de todos los trámites, buscando un sistema de atención simplificado y cómodo para ellos. Al mismo tiempo, cuentan con la idea de ampliar las instalaciones y tienen en mente interesantes proyectos, que beneficien a la facultad, como así también a los estudiantes, trabajadores y la zona en sí. “Nosotros queremos que nuestra universidad sea un lugar al que se pueda recurrir, siendo un vecino, empresa o si querés estudiar”.

Para terminar, el Ing. Ariel Báez comentó que los desafíos más importantes son: aumentar la inserción de la universidad como referencia de la formación técnica y la posibilidad de interactuar con la industria, generar trabajo y acompañar la generación de nuevos proyectos. “Estamos trabajando en abrir líneas de colaboración con las pymes, algunas incluso financiadas por bancos a créditos especiales para las empresas que trabajen con la facultad. Queremos incorporar una oferta de intercambio internacional, trabajar con universidades de Latinoamérica, ya tuvimos reuniones con universidades de Ecuador. Estamos avanzando en una conversación con una universidad de Rusia y otra institución de Estados Unidos, para ver si podemos crear un centro de emprendedores junto con ellos”, agregó.

“Soy un convencido de que la universidad son todos los claustros juntos y, esa idea de comunidad, nos lleva a tener una identidad propia. Esta institución se pensó para trabajadores, en la cual estudiantes, graduados, los que acompañan la gestión administrativa, la limpieza, docentes, todos somos trabajadores en el sentido de construir la universidad como una comunidad que crece y apunta hacia adelante. Tenemos que encontrar la forma para que el vecino sienta suyo este lugar. Creo que en alguna parte lo siente, pero debemos ampliar eso y el vecino tiene que sentir que esta universidad lo ayuda no solo formando a un profesional, sino que siendo referencia en el cuidado de la salud y en la mejora de la vida”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias