jueves 08 de diciembre de 2022 - Edición Nº1464

Deportes | 14 nov 2022

Automovilismo

La carrera más difícil dura toda la vida

Entrenamientos y vida de profesional. A pesar de todo. Juan María Nimo es un ejemplo de lucha y superación: A los 18 años tuvo un accidente que lo dejó en silla de ruedas, sin embargo, eso nunca lo detuvo para llegar a la élite del deporte argentino.


Invitame un café en cafecito.app

Tiene 34 años, es piloto de automovilismo en la categoría de TC Mouras, compite en Motocross y hace danzas con acrobacias. Además, es profesional en nunca rendirse. Juán María Nimo conversó durante un evento del Turismo Carretera en Alto Avellaneda con los integrantes de "Avellaneda Hoy" y les contó su historia de vida y velocidad.

El camino a convertirse en profesional de lo que te gusta siempre es duro, más aún cuando se complica competir de igual a igual. A pesar de esto, Nimo lo tiene claro: "Fue un camino muy difícil, se mezcla el miedo, no te dejan trascender y te cuesta llegar a lo más alto, a que apuesten por vos, a que te vean como los otros profesionales. Pero nosotros entrenamos, vivimos y podemos lograr lo mismo que ellos".

La eterna lucha del "Gato", como lo apodan, tuvo y tendrá más hazañas. Actualmente compite en la élite del automovilismo de Argentina contra personas que no tienen discapacidad y está convencido de que va por el camino correcto: "Hoy estoy muy bien, entreno todos los días y este año lo hicimos de la mejor manera. Estamos a 11 puntos de meternos en la Copa de Plata". 

El camino no fue nada fácil. En 2006, cuando él tenía 18 años, sufrió el accidente que le cambió la vida. Fue durante una competencia de motociclismo en Chile, cayó de la moto en una ardua maniobra y se lesionó la médula. Desde allí, muchas cosas cambiaron, excepto sus sueños. Se rehabilitó y con el tiempo fue rompiendo tabúes: Ganó diferentes premios y peleó campeonatos para poder llegar a la actualidad: correr con su auto adaptado en la élite del automovilismo.

"Fue muy difícil convencer a las autoridades de que estaba en condiciones de poder hacerlo. Además, económicamente se complica mucho cuando las empresas no te acompañan. Pero estamos acá para demostrar que se puede pelear de igual a igual", le aseguró Nimo a los lectores de "Avellaneda Hoy" sin dudarlo.

Juan María Nimo es un amante de los fierros, un perseguidor de sueños y un gran ejemplo para muchos. Busca cambiar la visión de la discapacidad y seguirá rompiendo mitos con su auto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias