miércoles 04 de octubre de 2023 - Edición Nº1764

Deportes | 15 oct 2022

Liga Profesional

¿Cómo sería el futuro futbolístico de Independiente?

Tras el cambio de dirigentes y luego de no haber tenido un buen 2022, el Rojo ya piensa en cómo armar el equipo para 2023.


Invitame un café en cafecito.app

Por: Santiago Montenegro

Está más que claro que Independiente tuvo un año para el olvido. Las malas decisiones de la dirigencia comandada Hugo Moyano, las deudas, el clima hostil generado por los hinchas pidiendo elecciones inmediatas, después de la suspensión de los comicios de diciembre de 2021, en cada partido disputado en el Libertadores de América – Ricardo Enrique Bochini, entrenadores y jugadores que no estuvieron a la altura, etcétera. Todo esto conllevó a que el Rey de Copas no pase de fase en la Copa Binance, tampoco en la Copa Sudamericana y en el campeonato nunca fue protagonista, se acordó tarde de empezar a ganar. Donde mejor participó fue en la Copa Argentina ya que llegó a cuartos de final. En resumen, de 49 encuentros jugados, 17 fueron triunfos, 16 empates y 16 concluyeron en derrotas, una efectividad del 45,57%. Mañana tendrá el penúltimo compromiso ante Banfield en casa y cerrará el año contra Boca en condición de visitante. Lo mejor del 2022 y lo que más apaciguó a los socios fueron las elecciones, que fueron arrasadas por Fabián Doman.

Con la llegada del flamante presidente a la silla del Club, se van a venir cambios en lo que respecta a lo futbolístico. Antes de enfatizar en el plantel, hay que mencionar cómo estaría conformada la cúpula. Ya está confirmado que Enzo Trossero estará en la Subcomisión de Fútbol, encabezado por Pablo Cavallero e integrado por Doman, Néstor Grindetti, Juan Marconi, Daniel Seoane, Jorge “Puma” Damiani, Carlos Montaña y Carlos Sartori. En los próximos días se concretarán las firmas. Javier “Pupi” Zanetti, reconocido hincha del Rey de Copas, expresó en D Sports Radio que no ocupará ningún rol en la institución.

Además, lo primero que tiene que ocurrir para que se sellen ciertas cuestiones del plantel, más que nada las altas, se deberá encontrar un nuevo entrenador. Julio César Falcioni ya sabe que no continuará después del partido ante Boca en La Bombonera y es por eso que comenzaron a barajarse opciones para reemplazarlo. Hoy en día, el más cercano es Gustavo Quinteros, campeón del Torneo con Colo Colo de Chile. En la semana habrá una reunión para empezar las negociaciones. También sigue latente el nombre de Ricardo Gareca, ex jugador de Independiente, pero hasta ahora está alejado y más sabiendo que Falcioni continúa en el cargo. El Tigre manifestó que no se sentará a hablar hasta que el Emperador renuncie como director técnico del equipo.

Ahora bien. ¿Quiénes llegarían y quiénes se irían del plantel? En las altas aparece Martín Benítez, de actualidad en América Mineiro de Brasil. Luego de nueve años en la primera del Orgullo Nacional, el misionero pasó a préstamo a Vasco da Gama. Tras vencerse la cesión, se marchó a Sao Paulo, luego pasó a Gremio y terminó en su presente Club. Todos brasileños y a préstamo. Al no tener más propuestas, la idea es retomar al Rojo. Otro regreso sería el de Ayrton Costa, de gran momento en Platense. Cuando se concretó la cesión al Calamar a mitad de año hasta diciembre de 2023, Independiente firmó cláusulas de repescas para que pueda volver a fin de 2022 o a mitad del año que viene. Al tener un gran momento en el elenco de Vicente López y ante la posible falta de jugadores en el fondo de la cancha, el lateral izquierdo podría vestirse nuevamente la camiseta roja.

En cuanto a las bajas, ya se sabe que dos no seguirán. La dirigencia determinó que a ambos no le renovarán los contratos. Uno de ellos es Sebastián Sosa, quien bajó drásticamente su nivel. El arquero, quien arribó en 2020, venía teniendo un buen desempeño y era bancado por los hinchas, hasta que empezaron las falencias. Ya venía acarreando críticas por sus nulas salidas para cortar centros. Pero en la fecha 5 del Torneo Binance en Paraná, el uruguayo recibió un pase atrás y, ante la tardía resolución, Jonás Acevedo aprovechó, presionó, le sacó la pelota y marcó el 2 a 0 parcial para Patronato (luego lo iba a ganar el local 3 a 1). A partir de ahí, a pesar de los múltiples pedidos de perdón, mucha gente no se la perdonó, aunque otros continuaron bancándolo sin rencores. Pero en la jornada 16 en Avellaneda, en vez de tomar la pelota con las manos, decidió despejarla con el pie pensando que había sido pase de su compañero, lo hizo de horrible manera y en la agonía Vélez empató el encuentro 1 a 1. Ahí sí que ya no hubo vuelta atrás. Quedó crucificado por el público rojo. Al siguiente choque con Gimnasia jugó, las críticas llovieron y ya al siguiente atajó Milton Álvarez, para convertirse en el arquero titular del equipo. Sosa no volvió a atajar. Y su bajo rendimiento ocurrió en el peor contexto porque se estaba jugando la convocatoria para el Mundial de Qatar, donde venía siendo considerado por el entrenador de la Selección de Uruguay. ¿Será citado?

El último que tampoco continuará en la institución de Avellaneda es Juan Manuel Insaurralde. Hoy en día es el más reprobado por los hinchas de Independiente. El Chaco llegó a principios del 2021 y, si bien no comenzó con mal desempeño, paulatinamente fue decayendo. A fines del año pasado contra Banfield, el zaguero central tomó del cuello al árbitro Hernán Mastrángelo, tras ser expulsado por una patada a Giuliano Galoppo, y fue castigado con cuatro fechas de suspensión. Ya en la Copa Binance 2022, Insaurralde tuvo otro antecedente antideportivo. Ante Rosario Central, el ex Boca fue amonestado y posteriormente le mostraron la roja por insultar al referí Nicolás Lamolina. La AFA sólo le dio dos encuentros sin poder jugar. Aunque no cayó bien en los hinchas, pasó desapercibido. Ya en el campeonato actual, en la fecha 19, el defensor fue partícipe, junto a Milton Álvarez, de un blooper que culminó en el gol de Sarmiento. Sin embargo, se salvó porque ese día el Rojo revirtió el resultado y ganó 2 a 1 en Junín. Pero en la jornada 23 llegó su final. En Avellaneda, luego de un tiro de esquina y una mala salida de Álvarez, Insaurralde empujó la pelota y puso en contra el segundo tanto de Central Córdoba. Por la actitud que tomó tras el tanto, el público lo crucificó. Cada vez que toca el balón o lo nombra la voz del estadio, los silbidos, insultos y murmullos se hacen sentir.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias