jueves 06 de octubre de 2022 - Edición Nº1401

Entrevista | 5 sep 2022

Sociedad

Avellaneda: un polo gastronómico a la vista

Dialogamos con Federico Seoane, dueño de Pier54, una de las cervecerías que funciona en el Paseo Palaá, el sector gastronómico que sigue creciendo en pleno centro de Avellaneda. Conocé su historia.


Invitame un café en cafecito.app

Por: Osvaldo Cursi

Las luces, la música, los autos y la gente paseando por el "Paseo Palaá" es algo muy cotidiano los fines de semana en Avellaneda Centro. Las cervecerías se pusieron de moda y llegaron a la ciudad para quedarse: Harlem, Pier54, Distrito Sur, 1870 y 1870 B-side, junto al Municipio de Avellaneda, dieron vida a una zona que no era muy concurrida.

"Inauguramos el bar en diciembre de 2018, luego de dos meses de obras. Fuimos los últimos en abrir y buscamos un distintivo para no ser una cervecería tradicional", expresó Federico Seoane, dueño de Pier54, en una entrevista con Avellaneda Hoy. Dicho establecimiento se destaca por su gran tamaño y las actividades que se pueden realizar dentro. Además de cenar y compartir tragos, uno puede divertirse con juegos de mesa, maquinitas y hasta jugar al pool en el sector del fondo. También posee una amplia variedad de cócteles y gastronomía en su menú.

Algo por lo que se destaca el Paseo Palaá es por la convocatoria de gente que tiene semanalmente. No solo viernes y sábados. A menudo se realizan eventos y se transmiten partidos importantes de fútbol que permite que los clientes se acerquen en multitud y aprovechen para pasar un buen momento.

"El vínculo que poseen las cervecerías entre sí es muy importante para que todo esto funcione. Los eventos son ideas en conjunto y no existe la competencia, sino un beneficio mútuo", afirmó Federico Seoane.

Lo que más se consume en estos comercios es el famoso combo de pinta -vaso de cerveza- junto a la porción de papas con cheddar, aunque los empleados aseguran que el Gintonic, como trago principal, y los distintios tipos de hamburguesas que se llevan a cabo, generan una euforia muy importante en las ventas.

Quien quiera ir, en la zona tiene diferentes opciones: Harlem, un bar con música alta, juventud y un poco más de fiesta; Pier54, un lugar más cálido, amistoso, con eventos y juegos o Distrito Sur y ambos 1870, con su tranquilidad y comodidad para compartir la cena y unos tragos.

Los dueños de los bares que se encuentran allí tienen como lema principal: "más locales, más trabajo". Es por eso que esperan que, en un futuro, la zona se transforme en un pueblo gastronómico, asemejado al de la calle Iberlucea en Lanús Oeste. Seoane agregó: "Las conversaciones con el Municipio ya están encaminadas y la idea parece convertirse en realidad. Se mejoró la iluminación, las veredas y mucho más, sin embargo, todavía queda bastante. Esto recién empieza".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias