martes 16 de agosto de 2022 - Edición Nº1350

Nacionales | 22 jul 2022

Economía

Una familia tipo necesita más de $104.217 para no ser pobre

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) anunció que durante junio de 2022 una familia compuesta por una pareja con dos hijos necesitó $104.217 para no caer en la pobreza y $ 46.525 para no hundirse en la indigencia.


Invitame un café en cafecito.app

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) anunció ayer que durante junio de 2022 una familia compuesta por una pareja con dos hijos necesitó $104.217 para no caer en la pobreza y $ 46.525 para no hundirse en la indigencia.

El organismo estadístico indicó que la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) y de la canasta básica total (CBT) con respecto a mayo de 2022 fue de 4,6%, mientras que los aumentos interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 63,7% y 56,7%, respectivamente.

La Canasta Básica Total (CBT), que comprende alimentos y otros bienes y servicios básicos como la vivienda, ascendió a $33.727 mensuales por persona en junio.

Con respecto a los ingresos familiares necesarios para superar la línea de pobreza, el INDEC señaló que una familia de tres personas compuesta por una mujer de 35 años, su hijo de 18 y su madre de 61, requirió $82.969 para no ser considerada pobre.

En tanto que uno con cuatro integrantes: un varón de 35 años, una mujer de 31, una hija de 8 años y un hijo de 6 años necesitó un ingreso de $104.217. Esta cifra asciende a $109.613, en caso de sumar a cinco personas: un varón y una mujer de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y 1 año.

Por su parte, el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que solo incluye alimentos y determina la línea de indigencia, alcanzó los $15.057 por persona el mes pasado, es decir que este conjunto excluye servicios, transporte, indumentaria y salud.

En este caso, para superar la línea indigencia en abril, un hogar necesitó ingresos mínimos de $37.040 para tres miembros; $46.525 en los hogares de cuatro integrantes, y, al menos, $48.934.

En tanto, el límite de la indigencia para el mismo grupo familiar se ubicó en $ 46.525,36. Este resulta el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) para que el mismo grupo familiar pueda tan comer ya que este conjunto excluye servicios, transporte, indumentaria y salud.

El dato más grave es que la canasta de indigencia supera el valor del salario mínimo vital y móvil (SMV) que en junio fue de $ 45.540. En consecuencia, una persona con un trabajo a cambio de esa remuneración cuando percibió esa cifra los primeros días de julio ni tan siquiera puede aspirar a darle de comer a su familia.

La situación se agravará en las próximas semanas, ya que recién está prevista una nueva suba del SMV para agosto que los trabajadores percibirán en sus bolsillos en septiembre. Ese aumento será del orden del cinco por ciento hasta llegar a $ 47.850. Sin embargo, en julio, la inflación ya tiene un piso entre 7 y 8% y la proyección para agosto no es muy diferente lo cual pone en jaque la situación de los asalariados.

Durante junio, los alimentos tuvieron un incremento de 4,6%, de acuerdo a la medición oficial y los aumentos más fuertes se dieron en lechuga (37,8%), tomate (20,4%), papa (21,5%), aceite (12,9%), fideos (12,8%), café (11,7%), entre otros.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias