viernes 15 de enero de 2021 - Edición Nº772

Cultura | 27 dic 2020

Cine

Crítica de Soul, la nueva película de Disney+ 

Se trata de una aventura inspiradora y apasionante por parte de Pixar que llegó a Disney+ en esta Navidad.


Por: Rodrigo Rivas | Cine Argentino Hoy

Soul se estrenó este 25 de diciembre en la plataforma de Disney+ y nos trajo una película llena de sentimientos, aprendizaje e inspiración por parte de Pete Docter.

Joe Gardner (Jamie Foxx), un profesor de música de una escuela secundaria que logra la oportunidad de su vida: tocar en el mejor club de jazz de la ciudad. Pero un pequeño traspié lo lleva de las calles de la ciudad de Nueva York a El Gran Antes, un lugar fantástico donde las nuevas almas obtienen su personalidad, carácter e intereses antes de ir a la Tierra. Decidido a regresar a su vida, Joe se alía con un alma adelantada, 22 (Tina Fey), quien nunca entendió cuál es el atractivo de la experiencia humana. Mientras Joe intenta desesperadamente mostrarle a 22 las cosas maravillosas de la vida, puede que descubra las respuestas a algunas de las preguntas más fundamentales de la vida.

En primer instancia, nos muestran a Joe como alguien que sentía su vida muy vacía al no poder alcanzar su sueños, pero lo alentaba su pasión por el jazz y su extraordinaria habilidad con el piano. Cuando él termina en el mundo de las almas, El Gran Antes, llega a la conclusión de que todos tienen un propósito en la vida y esa chispa en él, era el piano.

Diferente era 22, un alma que nunca quiso nacer. Desde ahí todas almas que fueron alguien importante o que se destacaron en su vida, se transforman en mentores y 22 lograba espantar a todos con mucha facilidad, ya que ella explica que no siente pasión por nada, pero si Joe, ahora convertido en mentor tras pasar bajo una identidad que no era suya, no logra darle una chispa a 22 el pasará al Más Allá, por lo que no podrá volver a su cuerpo.

La combinación de ambos personajes está muy remarcada y es lo fascinante de la película, Joe y 22 son dos almas que chocan mucho, Joe con intenciones de vivir y así poder aprovechar esta gran oportunidad en su vida después de muchos años y 22 que no le ve el sentido a nacer, pero decide ayudarlo ya que ve mucha pasión en su nuevo compañero, lo cual le despierta muchísima curiosidad. 

Pixar siempre logra profundizar en los personajes, no solo en los protagonistas, sino también en quienes los rodean, dándole un toque más sentimental y sólido a todos dentro de la trama.

Soul es la primera película de Pixar que tiene un protagonista afroamericano y junto con él, nos trae toda la cultura del jazz, y es ahí donde la animación juega su rol principal. Aunque sea caricaturesca con respecto a los personajes humanos, el ambiente no carece de esas capturas reales, desde el viento, el cielo, la iluminación cálida de la ciudad, lo hace parecer muy real, además de que juega mucho con los contrastes y los detalles de los objetos que rodean a los personajes, muy diferente a El Gran Antes, donde todo es algo más abstracto.

Esta película logra capturar los momentos más inspiracionales y sentimentales hasta el más mínimo detalle con mucha pasión y emoción. 

La musicalización, compuesta por Trent Raznor y Atticus Ross, nos sumergen en El Gran Antes de una forma muy espacial y espectral, remarcando esa dimensión, mientras que de vuelta en la tierra el jazz siempre acompaña a los protagonistas y si, el jazz es predominante en la película y juega un papel sumamente importante tanto en Joe como en 22.

Jamie Foxx y Tina Fey son un acierto muy grande en la elección para las voces de los personajes dándole mucho carisma y personalidad a nuestros protagonistas, en el doblaje latinoamericano Oscar Flores hizo un gran trabajo junto Xóchitl Ugarte. Pero la esencia del filme se encuentra en su idioma original. 

Soul es una película diferente al resto de los trabajos antes hechos por Pixar, es muy madura, muy elemental y nos enseña a disfrutar de la vida, vivirla a nuestro ritmo, con cada segundo al máximo y no creer que estamos obligados a tener un propósito, sino que debemos vivirlo y disfrutar de ello. Nos da grandes lecciones y siempre usa a 22 como vehículo para enseñarnos como tendríamos que disfrutar de nuestro tiempo en la tierra.

Pete Docter, que también dirigió Intensamente, señaló que la película mira hacia adentro para entender las emociones, pero que Soul mira todo el panorama desde afuera para descubrir como se encaja en el mundo y aunque se puedan ver similitudes con sus anteriores trabajos, no habrá conexión alguna y eso hace único a este filme. 

En resumen, Soul, es algo nunca visto en Pixar y nos lleva a una gran aventura, con muchas enseñanzas y que además no nos obliga a llorar, sino que nos inspira desde los más profundo, siendo una película familiar, no infantil. Ojalá pudiéramos haberla disfrutado en el cine, pero tenerla al alcance en Disney+, facilita que se pueda disfrutar en familia, gracias a un maravilloso trabajo de Pete Docter.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias